Pastoral Social

PASTORAL SOCIAL CONSTITUCIONES FMI

Diapositiva1
Diapositiva2
Diapositiva4
Diapositiva3
Diapositiva4
Diapositiva5
Diapositiva6

PASTORAL SOCIAL

MINI-ALDEA

HOGAR SUIZO

HOGAR SUIZO 1

PRESENTACIÓN

Hagamos de nuestros Hogares, un paraíso, por la profunda y delicada” M.C.

Ante la situación que presenta nuestro pueblo de extrema pobreza, desintegración familiar y otras situaciones de vulnerabilidad, deseamos con  el  presente  Proyecto planificar,  organizar,  dinamizar  y  evaluar  el quehacer de nuestro caminar evangelizador con estos niños y niñas que Dios pone en nuestras manos.

La  Congregación  de  Hermanas  Franciscanas  de  María  Inmaculada,  se siente llamada por Dios en la Iglesia a dar una respuesta de Misericordia al estilo de San Francisco de Asís y Madre Caridad, con el fin de proporcionar alternativas y estrategias pedagógicas que garanticen los derechos y deberes del niño y el adolescente.

Queremos en nuestro Hogar:

TRABAJAR por la liberación del hombre y de la mujer a la luz de la Palabra de Dios.

TRANSFORMAR la   sociedad,   compartiendo   nuestra   Espiritualidad Franciscana

ACOGER niños, niñas, adolescentes, pobres, huérfanos, enfermos, despreciados, abandonados, con sencillez, alegría, descubriendo en ellos el rostro de Cristo sufriente.

Que  la Madre  Caridad  quien amó de manera incondicional  a los niños, pobres, indígenas y huérfanos nos impulse con verdadero celo apostólico a formar verdaderos niños capaces de transformar su propia realidad.

NUESTRA IDENTIDAD

– La Mini Aldea  “Hogar Suizo” fue fundada, por iniciativa de la Madre Remberta Bischof y de su Familia, en el año 1974 y como una proyección del Colegio “Ecuatoriano Suizo”, cuando era Superiora General de la Congregación.

– Hasta 1996, estuvo dirigida por Voluntarios Suizos y a partir de septiembre de 1996, se hizo cargo la Comunidad con tres Hermanas.

– Actualmente, el Hogar se sostiene con la ayuda de la Hna. Remberta

Bischof, de los Padrinos Suizos y de algunas Instituciones del Ecuador.

– MEDIANTE ACUERDO MINISTERIAL No. 1322, el Presidente Constitucional de la República, visto el estatuto de la Mini Aldea “Hogar Suizo”, aprueba el funcionamiento de la Obra el 27 de Diciembre de 1984.

MARCO TEOLÓGICO

REFERENTE DE LA PASTORAL SOCIAL EN LOS HOGARES

Nuestro   Proyecto   Pastoral   de   Hogares,   dirigido   por   las   Hnas. Franciscanas de María Inmaculada que tiene como fundadora  a la Madre María Caridad Brader, quién se caracterizó por su profundo amor a la niñez y a los pobres, inspira a la Congregación para que contribuye a la Pastoral Social a través del trabajo de Hogares, porque está convencida de su misión dentro de la Iglesia, para dar la vida por el otro al estilo de Jesús.

En nuestro Hogar se albergan niños, niñas y adolescentes en situación de abandono,  orfandad,   pobreza   extrema,   desplazamiento   y   otras situaciones de vulnerabilidad.

Dentro del hogar los niños, niñas y adolescentes se sienten acogidos, valorados, respetados  como  personas,  seguros  y  apoyados  en  todo sentido, por eso los niños, niñas y adolescentes demuestran cualidades y capacidades  de  relación  entre  si  y  con las  demás  personas  de  la institución,   se   muestran   creativos,   recursivos,   con aptitudes   de liderazgo, disponibles, espontáneos, alegres cuando se les delega responsabilidades.

 VISIÓN

Desde la pedagogía del Evangelio, pretendemos que nuestros niños (as) sean hombres y mujeres libres que conocen, aceptan y transforman su realidad por la vivencia de los valores humanos-cristianos.

MISIÓN

Inspirados en el Evangelio, análisis de la realidad, pedagogía de la Madre Caridad y la Doctrina Social de la Iglesia; Acoger, acompañar y brindar un hogar cristiano a niños (as) en situaciones límites de abandono, carentes de lo necesario para la vida y que se encuentran en situación de alto riesgo familiar, con la finalidad de darles una buena formación humano-cristiano e insertarlos en la sociedad siendo hijos de Dios y agentes transformadores de su realidad.

OBJETIVO GENERAL 

Brindar protección y prevención a niños (as) y adolescentes en situación de abandono   físico   y   moral,   orfandad,   maltrato,   pobreza   extrema, enfermedad terminal de los padres y desplazados a través de un proceso de formación integral, permanente y participativo que busca desarrollar armónica y coherentemente todas las dimensiones del ser humano y su plena realización personal dentro de la sociedad.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

Fomentar una formación integral desde la pedagogía de Jesús y la espiritualidad de Francisco de Asís y Madre Caridad para que asuman su historia personal, familiar y social.

Promover la educación en valores humanos, cristianos, franciscanos- caridadianos.

Fortalecer  la  autoestima,  autonomía,     libertad,  el  desarrollo  de

habilidades y competencias en las diferentes áreas de la persona para fortalecer el desarrollo integral.

Impulsar  proyectos  de  autogestión  y  sostenimiento  de  nuestro Hogares.

Brindar  capacitación  y  formación  al  personal  que  trabaja  en    el Hogar.

Seleccionar y evaluar el personal que trabaja en el Hogar desde la vivencia de los valores humanos, cristianos, éticos y morales.

Facilitar espacios para el crecimiento e intercambio de experiencias en los Hogares y a nivel interinstitucional.

Crear redes de apoyo e información como: boletines, encuentros y otros.

Implementar el  trabajo  en  equipo  interdisciplinario  para  el  buen acompañamiento de la población que se atiende.

Brindar espacios para que la población vulnerable conserve el vínculo familiar y se reintegre en sus hogares, según el caso.

Capacitar técnica y profesionalmente a las niñas (os) para que tengan herramientas para desempeñarse en la sociedad.

  CRITERIOS PEDAGÓGICOS

Prevenir, ayudar y curar las desviaciones conductuales de la infancia.

Satisfacer las necesidades básicas amparadas por los derechos humanos.

Proponer el desarrollo básico y multifacético de las capacidades intereses   desarrollo   espiritual   para   la   formación   de   nuevas generaciones.

Favorecer los espacios de participación sustentados en el diálogo, la experiencia y la expresión de emociones y sentimientos aprovechando técnicas grupales e instrumentos lúdicos que ayudan a subir la autoestima y la importancia de la persona.

Buscar la reflexión como medio de liberar a la persona con el fin de hacer que el individuo escriba su propia historia a partir del conocimiento y la descripción,  conquistar  el derecho de expresarse y decidir su vida.

El  quehacer  y  la  práctica  educativa  no  se  pueden  comprender separadas  de  una constante  reflexión  crítica lograda mediante  una investigación  rigurosa  de  conceptos  y  teorías  para  mantener  una actitud crítica, constante y cualificada sobre los procesos educativos que debe llevar a cabo.

Hacer uso de una pedagogía reeducativa que es la pedagogía del amor, la cual está inspirada en principios que buscan siempre la recuperación del individuo, el cual debe ser tratado con criterios de misericordia y educado con un sentido realista de la existencia humana.

Se entiende la persona como un ser integral que es capaz de realizar cambios internos que comprometan cambios de comportamiento a la luz del conocimiento de sí mismo en la confrontación y trabajo profundo de sus dolores, aceptación de si mismo, rescatando y desarrollando fuerza interior, mediante el trabajo terapéutico, personal y grupal.

Es necesario manifestar respeto a la personalidad del niño para que cada  uno  madure  según  sus  posibilidades,  llegando  a  la  razón  y  al corazón de cada uno, estimulando la libre decisión de la voluntad, más que imponer órdenes que deben ser las menos posibles.

Tener a la persona de María como un modelo ejemplar, como la amiga de Dios y creyente, como una mujer de fe, como la amiga y la Madre con quien dialogar y comunicarse.

Salir  al  encuentro  de  la  persona  para  que  se  sienta  acogida,  para brindarle amistad y confianza para compartir sus alegrías y esperanzas sus dificultades y tristezas con cercanía y acompañamiento.

Crear un ambiente propicio que facilite el dialogo sencillo y directo para descubrir sus preocupaciones y conocer así sus sentimientos y actitudes, como Jesús acompaño los pasos, las aspiraciones y la búsqueda de sus discípulos.

Emplear una metodología activa adaptada a las personas de su época y lugar enseñando como Jesús mediante parábolas, sanaciones, dramatizaciones, enseñanzas, sermones y sobre todo con el testimonio de su propia vida.

METODOLOGÍA

Considerada como el camino que se debe seguir para llevar  a cabo los procesos educativos en el Hogar y así lograr una formación integral que le permita al niño(a) superar los problemas que le están dificultando el desarrollo de su personalidad.

Proceso para la integración de un niño en el Hogar:

Para integrar un niño en el Hogar se realiza un estudio del estado familiar en que se encuentra, para ver si amerita o no ser recibido en el mismo; en ningún caso se recibirán niños con discapacidades, porque su problema necesita otros tratamientos que el Hogar no puede ofrecerle.

Según sea la situación familiar del  niño (os) se debe acordar con los familiares el tiempo de permanencia del niño o niños en el Hogar para que ellos se dediquen a la solución de sus problemas   ya de salud, económicos o sociales.

Dar a conocer a los familiares las normas, acciones y responsabilidades que tanto ellos como los niños deben cumplir para su permanencia en el Hogar.

Se programan visitas familiares para hacer seguimientos al cumplimiento de los acuerdos o compromisos adquiridos por ellos, en caso de incumplimiento se le dan los correctivos necesarios.

El niño admitido en el Hogar es integrado a otro grupo de niños que conforman una familia dentro del Hogar.

La integración de un niño dentro de una familia se hace teniendo en cuenta que las condiciones sean favorables a la situación personal del niño.

El niño integrado en una familia sigue un proceso de adaptación para convivir de acuerdo a normas horarios y organización de actividades diarias llevadas a cabo en su familia y en el Hogar.

Al  niño  integrado  se  le  realiza  un  diagnóstico  general  sobre  su realidad  personal  y  familiar  para  poder  ayudarlo  y  hacerle  un seguimiento formativo de acuerdo a su propia realidad personal.

Una vez realizado el diagnóstico, se le da solución a los problemas inmediatos: salud, documentación, educación y elementos de uso persona.

Todo niño integrado  siempre  que  sea  posible  debe  recibir  visita familiares periódicamente y por vacaciones debe regresar a su núcleo familiar para que permanezca este vínculo, siempre y cuando esto sea posibble.

Procesos de adopción o acogimiento de niños del Hogar:

Para estos procesos tener en cuenta las leyes que rigen el país.

Con la ayuda del personal competente buscar una familia que reúna las condiciones que garantizan el futuro bienestar del niño.

Proceso para la formación integral del niño:

Tener en  cuenta  las  dimensiones  de  la  personalidad  del  niño ofreciéndole orientaciones mediante charlas de tipo espiritual, psicológicas, biológicas, pedagógicas, etc.

Para el desarrollo de su formación integral llevar a cabo actividades que les permitan  su  desarrollo  ético, académico, religioso,  lúdico, cívico, social, estético y artesana.

En el proceso formativo integral  de los niños tener muy presente los criterios pedagógicos antes considerados que sirven de apoyo para ejercer las funciones como excelente educadora.

Hacer uso de  una metodología activa donde  el  niño sea creativo, participativo y protagonista de su propia formación.

Disponer una actividad especial (feria) por las fiestas patronales donde los niños puedan expresar y demostrar todo lo aprendido en las actividades realizadas.

Aprovechar  celebraciones  y  visitas  especiales  para  que  los  niños puedan manifestar sus aptitudes habilidades y destrezas adquiridas en su proceso formativo.

Proceso para la desvinculación de los niños del Hogar:

En caso  de  niños  y  adolescentes  desadaptados  y  que  presentan dificultades permanentes en su comportamiento, se les permite un tiempo no más de un año para hacerles un seguimiento especial propiciando correctivos de acuerdo al caso presentado, y si en ese tiempo no dan respuestas de cambio se le entrega a la familia o se pone a disposición del Estado.

En caso de que se haya cumplido el tiempo estipulado para la solución del problema familiar y este haya sido solucionado  se procede a reinsertarlo a su familia de lo contrario se puede volver a prolongar el tiempo que se considere necesario.

Las jóvenes que hayan cumplido la mayoría de edad y se encuentran en condiciones de asumir responsablemente su independencia se les ayuda en su futura ubicación y nuevo estilo de vida, de lo contrario se evalúa el caso y se conviene con ella el tiempo necesario para completar su formación.

En  caso  de  que  haya  jóvenes  que  sean  discapacitadas  y  existan Instituciones donde puedan ser acogidas o tengan referentes familiares, podrán ser desvinculadas del Hogar.

En  caso  de  que  las  jóvenes  y  adolescentes  irresponsablemente decidan tener relaciones de noviazgo ocultas, se les dará una oportunidad para corregir su conducta de lo contrario deben salir del Hogar.

HOGAR SUIZO 2